LA VIDA SECRETA DE LOS ARBOLES

La vida secreta de los árboles esconde millones de rayos de luz, de gotas de rocío, de abrazos de caminantes , de forasteros que encontraron cobijo sin dar nada a cambio, de manos que los mimaron para recoger sus frutos . Ocultan los ecos de  confidencias refugiadas en la sombra, la belleza del paso del tiempo en su cuerpo y el eterno querer abrazar el cielo en sus brazos.

27971762_10215902755702125_3418361587839984182_n

EL HOMBRE QUE VIVÍA CONTANDO LOS MINUTOS

El hombre que vivía contando los minutos , respiraba tranquilo,  no había marcha atrás . 
La casa , enorme y vacía . Los días sin fin. En la memoria, apenas recordaba los besos del amor perdido . El peso del dolor y la tragedia en sus espaldas . 
Antes de partir , las cosas resueltas.
Con sus 6 hijos , un amor inmenso, el esfuerzo de entenderlos , aunque a veces es tarde para volver atrás .
El hombre que vivía contando los minutos , no pierde su energía, repasa sus cosas , sabe lo que tiene que hacer ….

primavera

EL HOMBRE QUE TENIA LA AMBICIÓN DENTRO

El hombre que tenia la ambición dentro, era infeliz . No estaba completo, nada era suficiente , quería más , necesitaba más , merecía más …. y un día, llegó la ambición vestida de humo, de cantos de sirena y ya no hubo marcha atrás . Era su destino. Lo tangible , el ahora , fue sustituido por el futuro. El camino dejó de importar, sólo existía la meta. El corazón se hizo hielo , las palabras , mentiras , el amor voló y el alma quedó guardada en un cajón . 

DSC_0073

ALMA DE PROFESORA

Maite, hoy, me has dado una lección de vida. Me has enseñado la inmensidad de la luz en tu mirada, la ilusión por cada momento de vida, la sonrisa generosa de quien se agarra a los últimos trozos de lo que fue su vida,   la inteligencia luchando contra todo.

Inteligencia, que me echaste a la cara, cuando dude de ella, porque tu dignidad, tu fortaleza, se niega a que nadie te quite tu alma de profesora.

La esclerosis se llevo tu cuerpo, pero no tu esencia. Pensaba al ir a verte, que vería “ira“ en tu mirada y sin embargo, solo tenías amor e ilusión por los minutos que yo te regalaba. Amor que se convertía en inmensidad cuando mirabas a tu padre, que con 80 años, reflejaba en su rostro, el amor incondicional y el dolor por haber tenido que ver como poco a poco desaparecía la niña de sus ojos.

Gracias profesora, por enseñarme, que mientras respire, tengo la obligación moral de aprovechar cada minuto de esta vida y de intentar ser Feliz, y que todo lo demás, es tontería.

DSC_0227

LA MUJER DE LOS OJOS IMPRESIONANTES

“La mujer de los ojos impresionantes se olvido de vivir. Pensó que viviendo a través de otros sería feliz.

Pasaron los años y esos increíbles ojos quedaron enterrados  en los surcos de su piel.

Su energía, cargaba con años de malas experiencias, de amor por otros y de historias sin final feliz.

Su cuerpo, la traición del olvido y cientos de promesas incumplidas.

La mujer de los ojos impresionantes ya no está, viajo a un mañana que nunca llegará”.

 

DSC_0109 (2)